Fecha

martes, 17 de junio de 2008

Primera pregunta: El por qué


"Y por qué razón iba yo a hacer un "blog" de estos..." Se preguntaba uno hace 4 años. Claro, es la forma actual de contar lo que más te apetezca, la más "electrónica" o "internáutica". Tan sólo tienes que registrarte, un click por aquí, otro por allá y listo. Ya tienes un blog. Si muy bien ¿y ahora qué? Pues escribes, lo que quieras.
Da igual que escribas del cortejo de la rana austriaca (discúlpenme ranas, vuestro cortejo es muy respetable, probablemente incluso más humano que el de algunos que se hacen llamar así, e incluso probablemente más efectivo que el mío) o que hables de nuevas tecnologías de motores de gasolina turboalimentados que reducen el consumo de combustible, o que simplemente pongas algo tan bizarro como un "Me pica el ojete" para inaugurar tu Blog. El caso es que escribas, Ya sea algo coherente o incoherente, que las visitas ya irán llegando. Luego lo promocionas entre amigos y allegados y van viéndolo, dejan tus comentarios (normalmente al principio) y ahí está. Después de un tiempo ves que te cuesta ponerte a escribir cada vez más porque no sabes que contar y el final todos lo sabemos, y es que el blog acabe siendo un álbum de fotos personal con las "fiestas" con amigos y alardeas de tu vida social, o también puedes dar a conocer alguna afición tuya, por ejemplo poniendo videoclips de youtube. En ambos casos acabas hasta las narices y dejas de subir fotos (para eso esta el Facebook por ejemplo, y una gran multitud de alternativas) o de poner enlaces de tus videoclips favoritos, o simplemente llega un punto en que no crees que tengas razones para seguir escribiendo más y acabas olvidándote de que por la red tienes algo que es tuyo pero ni lo recuerdas, y mucho menos lo valoras, y lo acabas dejando olvidado en el lugar mas recóndito de vete a saber qué servidor de qué pagina de blogs que está en la Red de redes. Pero bueno eso es lo peor.

Lo bueno de esto es que sirve para darte a conocer a mucha gente de una forma mucho más interesante que colgando las fotos de las fiestas con los colegas porque tienes un afán. Afán de compartir vivencias, experiencias, curiosidades, dudas y preguntas a las que más tarde o más temprano les acabas dando alguna respuesta, o ninguna. En caso de que consigas respuesta enhorabuena, habrás cumplido el refrán que dice "Nunca te acostarás sin aprender una cosa más". En caso contrario... Non ti preoccupare amore. Porque quizá hayas conseguido lo que inconscientemente deseas: desahogo. Como dijo un amigo mio (En un blog, claro) "La gente cada vez se siente más sola" Puede que esta sea una de tantas razones por las que la gente hace blogs. La gente necesita saber cosas, aplacar dudas, entretenerse con curiosidades que les hagan desviar sus pensamientos, sus sentimientos, de la rutinaria soledad, ya sea por aficiones o curiosidades que le intriguen o por gente que cuenta ese tipo de vivencias con las que se ve reflejado el/la internauta que fue a parar con su navegador web ahí, y por qué no, lo mismo se animan a escribir ellos otro blog en el que cuenten mas vivencias, curiosidades, dudas o experiencias para compartir con otros...
Después de este sermón , con el que espero indirectamente que os animeis a haceros un blog. Me quedan algunas cosas por aclarar.

Mi nombre es Toño. Tengo 26 años (hoy por hoy a un pasito de los 27). Yo fui ese uno que hace 4 años se preguntó por qué narices iba a hacerme un blog. Hace 3 años hice un pseudoblog donde he colgado las fotos de las fiestas con mis colegas y antes de dejarlo en el recóndito byte de vete a saber que servidor de Windows Live Spaces añadí enlaces de videoclips favoritos de youtube. Hace algo así como 2 meses creé este blog y lo inauguré con la frase bizarra anteriormente mencionada, a la que como poco le debia este pequeño homenaje antes de eliminarla. Y lo creé junto con otra persona de la que os hablaré, y de la que espero que también hable con su teclado, una chela y muchas ganas (que jamás le faltan) de compartir vivencias, experiencias, curiosidades y dudas para vosotros, internautas y futuribles blogueros. La intención es demostrar que antes que españoles, chilenos, ingleses, ecuatorianos o polacos somo ciudadanos del mundo, Que un charco sólo es una pequeña calle que cruzamos para ver a nuestro vecino del otro lado y que en todas las vecindades de estas calles seremos siempre bienvenidos.

Sed bienvenidos como en cualquier otro vecindario de la Calle del Charco. Volveremos a vernos.