Fecha

viernes, 15 de octubre de 2010

Sucede que a veces...

... los cuentos no tienen por qué tener un final feliz antes de finalizar el prólogo. Aunque aparezcan hadas.
Buenos días.

5 comentarios:

Proyecto de Escritora dijo...

Que chula la canción :), y hale o ale, ya se me ha pegao!! jaja. Bueno, y la entrada tb me gusta, le estás cogiendo ritmo al blog ;)

Un besito

Proyecto de Escritora dijo...

Se me ha olvidado apuntar el parecido que tienes con el cantante!!! :O

jeje


Y ya...solo era eso...

Princesa Ono dijo...

Nada garantiza un final feliz... ni el amor, ni la magia, ni las hadas. Pero afortunadamente la vida es muy larga y siempre hay tiempo para un epílogo o tal un nuevo cuento.
Besos

yo misma dijo...

llamame y me lo cuentas, q aun espero.

Toño dijo...

Begoña. Ya puedes seguir esperando, guapa.